NOTICIAS

lunes, 26 de agosto de 2019

De no creer, Santa Fe volvió a perder y ahora contra Rionegro.


En Santa Fe todo sigue mal, de mal en peor. Y en este momento caótico y crítico no hay reacción. Los jugadores ya no tienen explicación, ni el técnico ni los hinchas ni nadie. Este domingo, cuando hicieron todo lo posible por ganar su primer partido de esta Liga, o por lo menos por no perder contra un inofensivo Rionegro, pues perdieron, 1-0. Y ya es de no creer.

Fue otro partido para la amarga cuenta, porque Santa Fe nada que gana. Y el gol de la derrota fue insólito. Una jugada por la derecha, desborde, centro al área, y aparece Otálvaro para rematar como a ver qué salía, y la pelota fue al palo, pudo haber salido y rebotado a cualquier parte, pero no, rebotó en la espalda de Castellanos y fue al fondo. Autogol... Era el minuto 83. La debacle. 

En Santa Fe hicieron todo el esfuerzo desde el comienzo. Planificaron tener la pelota y por eso el técnico Hárold Rivera alineó a tres volantes de manejo, a Sambueza, a Torres y a Velásquez, pero ni con ellos tres fue suficiente. Solo sobresalió Velásquez. Seguro pensaron en surtir a Duque y a   Duque le llegó una vez el balón, y su buen remate lo desvió el portero Luis Delgado. 

Lo más amargo para Santa Fe es que Rionegro casi ni lo atacó. Leandro Castellanos tuvo un partido tranquilo hasta que la pelota le pegó en la espalda. Y a ese equipo sin explosión, Santa Fe no le pudo anotar ni ganar. Perdió. 

La mejor oportunidad del partido, antes del gol,  la tuvo Velásquez, el escurridizo volante que fabrica lo mejor del equipo en esta crítica temporada. Recibió un pase al vacío de Sambueza, marcó la diagonal, y entrando al área en velocidad pateó al arco, todo iba bien, todo listo para el gol, para celebrar, pero la pelota pasó demasiado cerca, por fuera. Eso fue en el primer tiempo, porque en el segundo el equipo ya no intimidó igual. 

En Santa Fe se ratificó que hay jugadores en un bajísimo nivel. Sambueza no apareció, Torres no trasciende, Duque jugó el segundo tiempo de anónimo, los laterales no son claros, si acaso Arboleda lo intenta, pero siempre falla en la última acción, en el centro final. 

En la segunda parte Santa Fe perdió la posesión. No pudo controlar el balón ni generar oportunidades como en la primera parte. Fue cuando Rionegro se dio cuenta de que su rival se agotaba y entonces lo atacó, sin mucha claridad y sin muchas armas, con lo mínimo para meter un par de sustos. Incluso hubo una falta en el área que gritaron como penalty. Y entonces llegó el gol que apagó la esperanza cardenal. 

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Latinafmcolombia.co. Designed by OddThemes