NOTICIAS

viernes, 20 de mayo de 2016

Nacional ganó una épica batalla en la Libertadores y avanzó a 'semis'


Se impuso 3-2 en el global y después de 21 años está en la semifinal de este torneo.


Fue en el quinto minuto de reposición. Andrés Ibargüen no tenía cómo entrar por el centro, así que decidió irse hacia un costado y luego mandar la pelota al centro del área. Allá llegó Orlando Berrío para meter la pierna en el área chica, vencer al portero Sebastián Sosa y cerrar una épica clasificación de Atlético Nacional a la semifinal de la Copa Libertadores, tras vencer 3-1 a un Rosario Central que le complicó la vida tanto en Argentina como anoche en Medellín.

“Lo importante fue la lealtad de estos muchachos hacia el club, la camiseta de Nacional. El trabajo de nosotros es potenciar las virtudes que ellos tienen para seguir adelante”, dijo el técnico de Nacional, Reinaldo Rueda.
La sombra de la clasificación fue lo que ocurrió justo después del gol: a Berrío no se le ocurrió nada mejor que cantarle el gol en la cara al portero visitante y allí se armó una pelea que puede tener consecuencias para Nacional: Damián Musto le pegó una patada a Berrío. Y Sebastián Pérez, que ya había salido de la cancha, le devolvió el golpe. Todos terminaron expulsados.
La calentura y los nervios fueron la consecuencia de un partido bravísimo, más parecido a las batallas de la vieja Copa Libertadores de los años 60 y 70, en las que bravear hacía parte del juego. Además, Rosario Central le enredaba el futuro a Nacional muy temprano, a los 8 minutos, luego de que el árbitro uruguayo Daniel Fedorczuk sancionara un penalti a favor de Rosario Central por una supuesta mano de Jonathan Copete.
La pelota sí le pegó en el brazo al jugador de Nacional, pero no hubo intención. Marco Ruben anotó el 0-1 y obligó a los locales a buscar una hazaña: conseguir tres goles en los 82 minutos que quedaban del partido, más los que quisiera reponer el juez.
Nacional, que había salido al campo a comerse vivo a Rosario Central, sintió el golpe y se demoró más de 20 minutos en volver a llegar al arco de Sosa. El DT del verde, Reinaldo Rueda, se dio cuenta de la caída de ánimo y de juego de su equipo y decidió arriesgar: sacó un volante de marca, Sebastián Pérez, y metió un hombre más de ataque, Orlando Berrío.
Y fue el atacante el autor intelectual del empate en un momento clave del partido, a los 46 de la primera etapa: fue él quien dejó a Macnelly Torres, que ya se había perdido el 1-1 15 minutos antes, de frente al arco de Sosa para igualar el partido y darle un segundo aire a su equipo.
Rueda le hizo otro ajuste a su nómina para el segundo tiempo. Sacó a Copete, que no tuvo una gran noche, y metió a Andrés Ibargüen, para darle más velocidad y picante al ataque. Y ese cambio despertó a otros jugadores, como Marlos Moreno, que, a los cinco minutos, aprovechó una pifia de la zaga de Rosario Central y habilitó al venezolano Alejandro Guerra, que consiguió el 2-1 que dejaba a Nacional a tiro de as de la semifinal.
El resto del segundo tiempo fue un sufrimiento de lado y lado. En el de los argentinos, el esfuerzo para mantener la ventaja comenzó a hacer mella y Central fue quedándose sin aire. Y a partir de entonces, el asunto pasó más por guapear que por jugar bonito. Y Nacional estuvo a punto de caer en ese juego. De hecho, Alexánder Mejía se salvó de la expulsión por pegar una patada que el árbitro consideró que apenas valía para tarjeta amarilla.
El partido ya pintaba para eliminación verde y, de hecho, Ruben, el autor del gol de Central, perdonó la vida en un contragolpe en el que se pasó de generoso: quiso habilitar a Franco Cervi en vez de patear al arco y dañó la opción de sentenciar la serie.
Y en la siguiente jugada, Ibargüen intentó entrar por el centro, no encontró espacio, se fue a la izquierda, tocó el balón al centro y Berrío llegó para empujar. Vinieron el festejo, las expulsiones y el final de una batalla que deja a Nacional entre los cuatro mejores equipos del continente.


Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Latinafmcolombia.co. Designed by OddThemes