NOTICIAS

lunes, 10 de agosto de 2015

'Colombianada' con pararrayos en nuevo estadio de Barrancabermeja



Una verdadera ‘colombianada’ (improvisación) se cometió en el estadio de Barrancabermeja donde en la recta final de los dilatados trabajos de reconstrucción y ampliación del escenario fueron ubicados seis gigantescos pararrayos entre las tribunas y la cancha.

Los anchos mástiles, que miden 25 metros de altura, se convierten en un obstáculo visual para los espectadores que quieran apreciar un partido de fútbol o cualquier espectáculo que se realice en la renovada gramilla.
Aunque normalmente estas estructuras se ubican en el exterior de los estadios, el ingeniero supervisor de la obra, Jhon Lozano, dijo que los diseños originales lo “obligaron” a ubicar los pararrayos en la parte interior y que, además, no existían recursos para situarlos por fuera.

La Gobernación de Santander y la Alcaldía del puerto petrolero han invertido más de 40.000 millones de pesos en trabajos que se ejecutan desde hace más de tres años y en los que en cuatro oportunidades se han aplazado las fechas de entrega de los mismos.
“Originalmente se había estimado en los diseños ubicar los pararrayos sobre las cubiertas que finalmente no se instalaron en las graderías. Como el sistema de apantallamiento no se pudo ubicar en el sitio original, se optó por la alternativa más viable y apropiada. El acuerdo con la Alcaldía es que se instalaron allí los pararrayos de manera parcial mientras en un futuro contrato se construyen las cubiertas para reubicar los mástiles. Lamentablemente fue una ‘colombianada’ de obligación”, precisó el responsable de la obra.
Pero al indagar sobre el particular a la Secretaría de Infraestructura de Barrancabermeja, Jessica Barón, la funcionaria indicó desconocer tal acuerdo y agregó: “No puedo pronunciarme porque apenas estoy conociendo el tema”.

Críticas por doquier:
Dirigentes y periodistas de Barrancabermeja criticaron la presencia de los mástiles y pidieron a los responsables retirarlas para que allí se pueden apreciar los partidos de fútbol sin ningún ‘estorbo’ visual.

El concejal Carlos González Mebarack calificó de “improvisada” la instalación de los mástiles y agregó que “el afán de la Gobernación y la Alcaldía de entregar la obra los conduce a no respetar principios de planeación”.
Luis David Arévalo, presidente de la Sociedad Santandereana de Ingenieros (SSI), precisó que, según él, la obra no se socializó y de allí se pueden derivar los inconvenientes que se han registrado.


Wilson Lozano, corresponsal de Caracol Televisión, periodista deportivo y presentador de Telepetróleo, aseguró que los pararrayos son obstáculos que impedirían cualquier transmisión por televisión de los partidos de fútbol del Alianza Petrolera, equipo de primera división, pues en los paneos (desplazamientos) de las cámaras las imágenes se afectarían.

A pesar de la situación, el presidente de Alianza Petrolera, Hugo Toscano, indicó que se adelantan gestiones ante la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) para que el 26 de abril próximo, día en que Barrancabermeja cumple 93 años de fundación, se dispute en el estadio local el partido que por el torneo regular tienen Alianza Petrolera y Atlético Nacional.

“Los dos mástiles que más afectan la visual se quitarían antes del 26 de abril porque así lo pidió la Dimayor en un plan de choque. La Alcaldía nos pidió hacer esa gestión y una compañía hará esos trabajos”, precisó Toscano.

Cuestionan retrasos en las obras

Cumplir con la última fecha programada para la culminación de la remodelación del estadio Daniel Villa Zapata de Barrancabermeja, en el que se trabaja desde hace más de tres años, exigieron los dirigentes del puerto petrolero al consorcio que reconstruye el escenario deportivo.

Tras una inversión que, por ahora, supera los 40.000 millones de pesos, la ampliación y mejoramiento del lugar aún no finaliza a menos de dos semanas de que se cumpla la última fecha de entrega (30 de abril), pactada por la firma constructora y la Gobernación de Santander tras cuatro aplazamientos en la entrega de las obras.

Para el contralor de Santander, Argemiro Castro Granados, la principal dificultad radicó en los desaciertos que la Universidad Industrial de Santander (UIS) cometió en los diseños y planificación de los trabajos con los que se pretende mejorar el estadio construido hace 55 años.

El funcionario aseguró que el proyecto surgió desfinanciado porque, según él, la licitación se hizo por 22.000 millones y antes de que comenzaran los trabajos adicionaron 4.582 millones más.

El contrato contempla el cambio de la cancha, que está terminada, y camerinos (jugadores y árbitros), salas de enfermerías y conferencias, zona de entrenamiento, baños, escaleras, cafeterías, zonas de palco (no terminada), cabinas de prensa (sin dotación) y taquilla, bodegas y tribunas oriental y occidental.

“Desde el comienzo se sabía que el proyecto costaba más de 50.000 millones de pesos. En la contraloría hemos emitido dos controles de advertencia, por los malos diseños y recursos que faltaban, y aunque no se han detectado sobrecostos, solicitamos a la Procuraduría abrir una investigación disciplinaria contra el exsecretario de Infraestructura, Édgar Pedraza, por fallas en el proceso de planeación”, agregó el Contralor.

El ingeniero Jhon Lozano, supervisor de la obra, reconoció que los trabajos estarían terminando a mediados de junio, por lo que una vez más se incumpliría con la fecha de entrega programada.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Latinafmcolombia.co. Designed by OddThemes